jueves, 2 de septiembre de 2010

Desde el tercer piso. Segunda parte: Enumeración

Cámaras en la Facultad («¡Bienvenido a Big Brother FFyL!» decía un letrero en la entrada). Cielo nublado y trombas de película, y el agua que se escurre y penetra hasta donde --se supone-- no debería; chicos de nuevo ingreso (Nueva mochila, nueva vida), junto con los «viejos» que atiborran los pasillos y, como siempre, hacen que el ir de un salón a otro se convierta en toda una proeza atlética. Los baños remodelados, casi siempre con una llave de agua descompuesta, casi siempre (más siempre que casi) sin papel. Los que fuman debajo de los letreros que dicen «Prohibido fumar» y el olor cálido y ocre del café que venden en el pasillo. La Biblioteca Central suele ser la vista más bella, cuando entre horas sueltas, parece que no hay nada más que ver, excepto a los otros, excepto todo lo demás.

2 comentarios:

José Ernesto Alonso dijo...

Se te olvidaron los miles de asquerosos jipis... iuuuk!

jajaja

Ducel dijo...

Jajajajajaja!!! Es que esos ya están tan insertos en el paisaje que pasan desapercibidos :P